Seguidores

domingo, 26 de febrero de 2017

Cierto día

Cierto día, el sol empezó a cubrir las calles de María, después de la llovizna de aquella madrugada, podía apreciarse algo de calor. Las nubes, parchadas de un matiz blanco y azul mientras las aves naufragaban en aquellos parches.
La tasa de café, diluida en ¿Mañana quizá el sol bajará?
¡Sopla!... algo está desbordado de calor


sábado, 15 de octubre de 2016

Querer es correr en dirección contraria a las heridas.
... Pasarla mal, es la antesala de alguna cosa
Lo malo es que no se suele saber de qué
Y la vida se convierte en sala de espera,
en un ring de boxeo con dos contendientes:
Tú, y el porvenir...

Marwan.

domingo, 2 de octubre de 2016

Octubre 02/2016

Calla alma, acalla cada grito.
 El dolor se resbala en cada pared
La culpa retumba al son de las palabras
Cada arista se diluye, y, consigo un puñado de palabras.
¡Cuanto más te turbarás oh alma mía!

domingo, 28 de agosto de 2016

¿Señal?.

La casa se derrumba. Al caminar por los recuerdos, las paredes se balancean y se llenan de matices color café, los acordes se tensionan dentro de una partitura en la que solo hay silencios, formando figuras de esquina a esquina, desde el murmullo de ojalás a las palabras dichas. Suena, suena como la orquesta que se reparte desde la percusión, bajos, vientos, teclas...voces; inundando los sentidos hasta no dejar ningún rincón sin sonido.

martes, 7 de junio de 2016

“Lo único que quiero es dejar un testimonio,
escribir aunque sea mal, aunque lo que escriba no sirva de nada
que si sirve para salir de éste infierno por el que voy bajando,
que sea ésa la verdadera razón por la que he existido…”
Andrés Caicedo, Carta a Carlos Mayolo, 13 de enero de 1972

miércoles, 1 de junio de 2016

Una tarde, decían...

¿Quien lo diria? Aquel atardecer que rompe los sonidos de la lluvia, siendo más fuerte que la perturbación y la angustia. Las pisadas se vuelven más ligeras, suaves, consientes; pero...sordidas aun.
¡Qué se es! Acaso un ligero pergamino de ires y venires fugaces, o por el contrario no se es, simpliemente  no hay manera de encerrar tan lógica paradógica del pensamiento.
Un atardecer, decían; un orden de palabras y una pretensión audaz de armarlas ¿Armar qué? ¿Las palabras? que osadia con el universo pretender ser dueños de algo ¿Dueños de qué?
Dejarse, dejarse llevar, dejarse ser o dejarse no ser..

Junio 01.

"Hasta la oscuridad final, es un viaje acabado, un círculo completo,
 una obra de arte sublime, un dulce ritmo melódico, una batalla ganada".