Seguidores

jueves, 18 de diciembre de 2014

Página 114.

"Leonora, Leonora, Leonora", Le dice Max a su sexo, sus axilas, a su cabello, que es ya un follaje, y hacen el amor como anoche, como hoy en la mañana, como ahora mismo.
 Las piedras son su paredón: Soldados, apunten al corazón, ¡Fueeego!.

Alejandra Pizarnik

Un monstruo me persigue. Yo huyo. Pero es él quien tiene miedo, 
es él quien me persigue para pedirme ayuda.


martes, 16 de diciembre de 2014

jueves, 6 de noviembre de 2014

Una canción más...

Supongo que el aire me recordará de forma peculiar, con olor a Sabina, Silvio Rodriguez y hasta el licor que tomé, acompañada de Julio Jaramillo y sus "Reminiscencias". No se que piense ella con sus tan deprimentes percepciones sobre mi y mis melancolías tan sonoras.
Quizá ella también lloraba al lado mio, lloraba mientras rozaba mis mejillas, mi cabello, mi piel. Ese aire divagante, de seguro también le ardía la vida y le pesaba ser.
Algo místico debía verme. ¡Que fiel! deliciosamente fría pero indudablemente presente y perdurable.


martes, 21 de octubre de 2014

El sin sentido tan SENTIDO de la vida.

¡La vida! una obra la cual no admite ensayos... donde se vive  una atmósfera apocalíptica. No hay sentido alguno para vivir, y sin embargo, luchan por existir.
¿A qué viene ese capricho? 
Con una fuerza inútil siguen caminando por carreteras desoladas,
 llenas de árboles marchitos,esqueletos humanos contemplándolos
 desde los sitios más oscuros, infestados de voces... 
se sigue caminando ¡Incansables! ¡Almas valientes!... pero vaya, cuéntame de un valiente y te contaré una tragedia. Todos de una u otra manera buscando un sentido al propio sinsentido, a diario, cada día.
 Quizá alguien tenga un buen plan, o quizás no y seamos como la esperanza de un niño
 que siente perderlo todo...


La prisión artificial de la mente humana.





jueves, 16 de octubre de 2014

Ribera

"Cerca del río, cerca de las barcas
donde todo mundo va para estar a solas
Donde no verás al sol salir
Nosotros correremos hacía el río

Cuando cerca del agua bebamos hasta la última gota
Mira las piedras en el fondo del río
Puedo saber por tus ojos
Que nunca has estado cerca de la ribera

Cerca del agua, al fondo del río
Alguien te llama, alguien dice
Nada con la corriente y flota a la deriva
Cerca del río, cada día

Oh Dios mío
Puedo ver como todo se desgarra en el profundo río
Y no sé por qué me dirijo
Cerca de la ribera

Cuando ese viejo río pase por tus ojos
Para lavar la suciedad en la ribera
Ve hacia el agua que esté más cerca
El río se volverá tus ojos y tus oídos

Completamente solo, camino hacia la orilla
Solo para caer al agua, como una piedra
Siento un escalofrío que llega hasta la médula de mis huesos
¿Por qué me dirijo hacía ese lugar completamente solo?



Agnes Obel.




viernes, 3 de octubre de 2014

Lucia.

Oscura se tornó la tarde en aquella primavera, los pájaros corren como manadas descubiertas por la tempestad de aquel pequeño pueblo. Lucia camina al lado de las vías del ferrocarril, gotas de lluvia caen sobre las piedras como un cuchillo afilado al cortar. Ella tiene las manos entre sus bolsillos, camina lentamente mirando el ocaso, y, sin embargo, llueve; las nubes se van juntando y formando grandes algodones oscuros. Sostiene su mirada al cielo, y mientras las afiladas gotas caen por sus mejillas, su cuello, su cuerpo, sus manos... se le unen sus lagrimas dulces, entrelazadas con el agua, Lucia sólo se limita a mirar hacia adentro, pensar hacia afuera, empuñar sus manos y por un instante, enloquecer. El segundo invisible en el que se siente que ese cuchillo te penetra la vida, te parte, te mutila; ella no puede contener el dolor y la quemadura que le produce... lo evidencia con cada mirada triste, sórdida y desolada, nadie lo nota, nadie lo percibe. Lucia lleva consigo una hermosa sonrisa, la cual esconde historias desgarradas, como ella... cada día más, cada día más profunda, cada día más ardiente.

jueves, 2 de octubre de 2014


"Hoy procura que aquella ventana que mira a la calle en tu cuarto
se tenga cerrada, porque no vaya a ser yo el viento de la noche
y te mire y recorra la piel con mi aliento
y hasta te acaricie y te deje dormir
y me meta en tu pecho y me vuelva a salir
y respires de mi...

O me vuelva una estrella y te estreche en mis rayos
y todo por no hacerme un poco de caso
ten miedo de mayo
y ten miedo de mi".

 Fernando Delgadillo.

Perez Vallejo...

Hay quien llama distancia a la falta de deseo,
quien usa la palabra platónico para camuflar su cobardía.

Hay quien mantiene el silencio,
por temor a que lo que salga de su garganta
sea un nombre que ya debería haber olvidado.

Están los que se escandalizan con ciertas palabras,
coño, polla, follar, semen,
como si su existencia estuviera basada
en el acto de frotar dos piedras.

Estáis los que pedís la verdad a gritos
ignorando estúpidamente
que jamás podríais soportarla.

Los que pensáis que al tener esa ingrata habilidad
de saber pedir perdón sin despeinaros
ya os da todo el derecho de poder hacernos daño.

Los que habláis de imposible por que no fuisteis capaces.
Los que llamáis soledad a la incapacidad de estar con nadie.
Los que decís te quiero mirando a los ojos
porque en ellos veis vuestro propio reflejo.

Esos seres perfectos que culpan al destino de sus errores
y llaman intuición a cada acierto.
Esos que piensan que tener orgullo
es más importante que tener a alguien.

Vosotros que os habéis quedado con la duda eterna
por temor a la respuesta,
que confundís esperanza con optimismo,
que al dormir solo lo apodáis nostalgia.

Ustedes que miden el ego en centímetros,
el amor en tiempo en lugar de en suspiros,
el tiempo en minutos y jamás en pulsaciones.

Que lanzan una promesa como un globo
olvidando que pesa como una roca,
que al tamaño de unas tetas prominentes
lo llaman amor a primera vista.

Todos esos que vais de cuerdos cuando la peor locura
es parecer demasiado sensato,
los que llamáis inteligencia al simple hecho
de citar a algún escritor que de saber de vuestras palabras
se hubiera hecho de ciencias.

Vosotros que me dais tanta pena,
que solo puedo reírme
mientras llega algún motivo
para llorar de verdad.

Como tu nombre.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Volar, pensar.

"Soy un hombre de un solo deseo: el deseo de volar"

"Puñado de ilusiones en el cielo plúmbeo de invierno.
Entreveo el ave que lo cruza.
Y mi mano no se extiende como sus alas angostas
desafiando al tiempo y al espacio;
traspasándolos
El hombre piensa
y el ave vuela, ligera,
¿Qué será mejor?:
Pensar, volar.
¿Acaso las dos cosas,
o al revés las mismas cosas?
porque, quien así empieza:
evade lo segundo".

Teresa Sevillano.

Es un verdadero milagro, el que dos personas se amen genuinamente... 
con tan solo lanzarse al cielo.

viernes, 26 de septiembre de 2014


La última inocencia.

Partir 
en cuerpo y alma 
Partir 

deshacerse de las miradas 
piedras opresoras 
que duermen en la garganta. 

He de partir 

no más inercia bajo el sol 
no más sangre anonadada 
no más fila para morir. 

He de partir 
Pero arremete ¡viajera!


Alejandra Pizarnik

jueves, 25 de septiembre de 2014

País Mediocre.

País mediocre. Estoy comprendiendo la verdad del contexto social... sociedad de gente doble, de moral torcida donde los principios éticos solo los aplican los que no los predican de puerta en puerta y de medio en medio. Amigos solo cuando hay plata y buena vida con algunas excepciones. Vivo en una sociedad desagradecida, llena de utilitarismo y militarismo al límite, personas que carecen de memoria y del sentido de la amistad y la lealtad. 
Con el tiempo uno aprende que no debe entregar todo a personas en contextos como éste, a personas que les falla la memoria.


miércoles, 24 de septiembre de 2014

View!.

Curioso es respirar desde el dolor, y contemplar desde la desesperanza,
mirar con ojos del alma, desde la tristeza
creer desde el temor...

¡Sublime! siempre será ver el cielo azul, rayos del sol acariciando la piel,
¡Las mariposas con sus colores!
¡El cálido verde del campo!
¡Las sonrisas de una pequeña!
¡Las aves al volar!
¡El viento al acariciar!.


domingo, 21 de septiembre de 2014

¿Dónde están todos?


La luz de la calle luce algo brillante y un poco, tan sólo un poco enceguecedora a la vista, ¡wow!, los árboles están mucho más altos que aquella vez, ¿Dónde está el abuelo y su picardía?, ¡ah! y aquel corredor está algo más corto, o bueno, así creí verlo hace algunos años... cuando tenía ojitos más pequeños y era más pequeña. De regreso a casa ya no son unas cuantas cuadras o senderos empedrados, ya son kilómetros; envueltos en fríos, viento, y  música clásica... o bueno, algo de Jeremy Camp para variar...¡ohh! cómo olvidar el Reggae de papá y su energía a todo color. 
Qué ha hecho el tiempo de las calles, pueblos, veredas, ciudades. Qué hemos hecho de la vida en sí misma, de nuestros propios aires y senderos. Alguien me dijo un día:
"Los que se van, nunca vuelven... y si lo hacen, realmente nunca llegan; siempre llegan otros".
Seguramente nunca volví, tal vez tampoco haya regresado. Quizá sea solamente yo, con mis montañas y aires, así todo...todo el tiempo.

Victor Hugo, Los Miserables.


sábado, 20 de septiembre de 2014

Navegar y Navegar.


Entregarse, entregarse en alma, cuerpo... en vida
Desgarrarse cada vez más, en diluir los pesares y los odios
¿Qué más habrá?, qué tanto en su profundidad y su mirar
Todo poco a poco va dejando de importar,
 todo menos esos paraísos en el mar y navegar, navegar y navegar...




Mara... Mara...

Ya sabemos donde están las cosas muertas,
esos rostros de asesinos que regresan
a explicarnos que jamás hicieron nada,
no sé bien donde poner tanta tristeza.
Hoy tratemos de olvidar tanta mentira,
no quisiera darte un beso con tal pena
que presientas otra vez esas heridas,
destilando su dolor de cosas viejas.
Mara, Mara, Mara,
déjame sentarme aquí
a pensar tan sólo en vos
a mirar en tus ojos estrellas
más grandes que el sol.
Al final la vida tiene esa costumbre
de mezclar su cubilete de tal forma,
que no hay quien pueda llegar hasta la cumbre
sin sufrir estrictamente algunas normas.
Hoy sé bien adonde están las cosas muertas,
no me vengan con oscuras bendiciones,
sólo quiero un beso tibio de la vida
sin recuerdos de tortura y dictadores.
Mara, Mara, Mara,
déjame sentarme aquí
a pensar tan sólo en vos
a mirar en tus ojos estrellas
más grandes que el sol.

Víctor Heredia

domingo, 14 de septiembre de 2014

¡Gira! ¡Gira!.


Hoy... escribiré sobre el camino, no de los vientos del pasado ni mucho menos del futuro que ni existen, sólo me tomaré unos segundos de mi eterno presente para re significar mi apreciación ante el mundo. Los pasos me han traído hasta aquí, las hojas caídas de los árboles al andar y divagar  me han conducido al hoy, con un manojo de juegos abstractos en mi cabeza, respiro y recuerdo lo que una vez alguien me decía:

"Yo te pregunto: ¿Y en dónde vamos a parar?
Tú me respondes: No sé, seguro hasta el cielo vamos a llegar.
Yo te digo: Entonces toma mi mano y no paremos de volar.
Tú me dices: Listos, ahora sí preparados para viajar".

El viaje, para mi; de seguro empezó mucho antes... desde las incontables hojas que recogía en un prado, corría y corría sin más... como si al girar y girar todo volviera a estar tal cual lo dejé y lo contemplé, el mismo autobús, el singular buso, las miradas... mi abuelo con sus risas presuntuosas pero con mucha gracia, mi mamá caminando con mi manito agarrada por aquellas calles, si tan sólo no hubiese parado a observar sus ojos, o si aun girara en ese prado muerta de risa acompañada del cielo azul y nubes blancas, del reflejo del sol por mi piel blanca, de las aves y su canto, de la vida y su encanto...por un instante girar y girar; desaparecer, sólo hacerlo, y finalmente poder ser.


domingo, 7 de septiembre de 2014

Breathing...

Qué será del ser si no se permea de silencios, de aire, de suspiros...
¿podrá acaso el alma exaltarse hasta lo más alto de los cielos, o podrá profundizar tanto en los confines más solos y polvorientos del alma y los recuerdos?...
Si tras el paso del viento, mientras los pies divagan entre piedras, ruinas y cemento... llevan consigo las palabras, los sonidos, las lágrimas más desgarradoras, lágrimas también; llenas de luz en medio de esos ojos cristalizados de esperanza...
Qué será de la vida sin la profundidad, ¿A dónde llegarán las palabras más sentidas? ¿A dónde llegarán las palabras muertas o, jamás dichas? quizá lleguen solo al aire, o estén por ahí navegando de nube en nube... simplemente dando y dando sentido a la vida, a las hojas que caen de los árboles como milagros, y a las sonrisas y miradas más sinceras...

miércoles, 13 de agosto de 2014

"He dejado el psicoanálisis"


 
3 de Enero 1959
"He dejado el psicoanálisis. No sé por cuánto tiempo. Estoy muy mal. No sé si neurótica, no me importa. Me siento muy pequeña, muy niña. Y me van abandonando todos. Absolutamente todos. Mi soledad, ahora, está hecha de quimeras amorosas, de alucinaciones... Sueño con una infancia que no tuve, y me reveo feliz ―yo, que jamás lo fui―. Cuando salgo de estos ensueños estoy anulada para la realidad externa y actual. Jamás hubo tanta distancia entre mi sueño y mi acción. No salgo, no llamo a nadie. Cumplo una extraña penitencia. Y me duele funestamente el corazón. Tanta soledad. Tanto deseo. Y la familia rondándome, pensándome con su horrible carga de problemas cotidianos. Pero no los veo. Es como si no existieran. Siento, cuando se me acercan, una aproximación de sombras fastidiosas. En verdad, casi todos los seres me fastidian. Quiero llorar. Lo hago. Lloro porque no hay seres mágicos. Mi ser no tiembla ante ningún nombre ni ninguna mirada. Todo es pobre y sin sentido. No digamos que yo soy culpable de ello. No hablemos de culpables.

He pensado en la locura. He llorado rogando al cielo que me permitan enloquecer. No salir nunca de los ensueños. Ésta es mi imagen del paraíso. Por lo demás, no escribo casi nada.

Hay sin embargo, un anhelo de equilibrio. Un anhelo de hacer algo con mi soledad. Una soledad orgullosa, industriosa y fuerte. Es decir: estudiar, escribir y distraerme. Todo esto sola. Indiferente a todo y a todos".

Texto: Alejandra Pizarnik. Diarios (editorial Lumen).
Imagen: "Jillian con una caja de insectos" de Kristen Hatgi.

sábado, 2 de agosto de 2014

Insomnia.

El mundo... es lo que nos dijeron que era, cómo debía respirarse, tocarse, vivirse, trasmitirse.
Se olvidaron de las letras agudas que dilatan, las graves que respirar estruendos en el firmamento, 
Se olvidaron del aire que por si solo conduce a caminos mágicos, insípidos, sórdidos, pero; al fin y al cabo, caminos...
Se olvidaron del arte, de aquel niño que toca cuerdas con tal sutileza como si comenzara la vida susurrando palabras. Se olvidaron de aquel trapecista del semáforo que con su andar trata de llevar un pan a su hogar.
Se olvidaron de las arrugas del abuelo, trayendo consigo sus cuentos, historias, anécdotas, fatigas, alegrías. Se olvidó el asombro, la inocencia, el amar. Nos olvidamos de vivir como niños traviesos en la calle.  Ahora, ahora son, somos maquinas con armaduras protectoras, tan reales, tan radicales; olvidamos que para sentir no se necesita armaduras, ni mucho menos murallas.



lunes, 7 de julio de 2014

Al sur...

- Al sur -dijo el capitán.
- Pero no hay direcciones aquí en el espacio -respondió la tripulación.
- Cuando uno viaja hacia el sol -replicó el capitán-, y todo se hace amarillo y ardiente y difuso, entonces uno va en una única dirección.
Cerró los ojos y pensó en las tierras lejanas, cálidas y humeantes, y el aliento se le movió suavemente en la boca.
- Al sur -asintió levemente con un movimiento de cabeza-. Al sur.

Texto: Las doradas manzanas del Sol. Ray Bradbury

martes, 17 de junio de 2014

Julio Cortázar

¿Quién los ve andar por la ciudad 
si todos están ciegos ? 
Ellos se toman de la mano: algo habla 
entre sus dedos, lenguas dulces 
lamen la húmeda palma, corren por las falanges, 
y arriba está la noche llena de ojos.


Cortázar

Me diste la intemperie,

la leve sombra de tu mano
pasando por mi cara.
Me diste el frío, la distancia,
el amargo café de medianoche
entre mesas vacías.

Julio Cortázar

Te lo dije.

Te dije más de una vez que te quiero, que te quiero mucho.
 No te olvides de eso. Yo jamás digo algo en lo que no creo.
Ernesto Sábato 

Resbalo al olvido


"Pero si es así me pregunto qué estás haciendo en esta cama que habías decidido abandonar por la otra más vasta y más huyente. Ahora resulta que duermes, que de cuando en cuando mueves una pierna que va cambiando el dibujo de la sábana, pareces enojada por alguna cosa, no demasiado enojada, es como un cansancio amargo, tus labios esbozan una mueca de desprecio, dejan escapar el aire entrecortadamente, lo recogen a bocanadas breves, y creo que si no estaría tan exasperado por tus falsas amenazas admitiría que eres otra vez hermosa…"
Fragmento de ‘El río, Julio Cortázar’

Busco...

El abismo de tus pensamientos
el rincón oscuro cuando pasan los segundos a través del sol, 
hasta el ocaso, con su paulatino y constante tic tac... tic tac...
llaman en la esquina del cuarto, susurran debajo de la cama,
 las cortinas en un vaivén hablan y ensordecen...
la piel cálida y caliente su sangre
Cómo encontrar, cómo hallar... 
la noche se vuelve pálida, las hojas caen de los árboles y nadie cuenta con el milagro de cogerlas
Busco... busco el mar apacible, ¿qué busco? ojalá lo supiera
 sólo pido un beso tibio de la vida, sin disculpas, perdones... o reclamos.

sábado, 7 de junio de 2014


 "Tras despertar de aquellas fantasías me di cuenta de que el planeta sobre el que camino es minúsculo a comparación del universo que llevo sobre mis hombros. 
No me basta más que cerrar mis ojos para hallar castillos, para hallar príncipes, para hallarte a ti."




viernes, 11 de abril de 2014

¡Vos!.

A media luz, a parpados, a sueños, a ratos... en el inmenso y profundo abismo del llanto y del grito, entre blancos y negros, entre sonrisas y suspiros. Vos, vos me mirás y me hablás, me tocás y me regalas de tu aire... suspirás y me das vida, vida en la que cada día me hace amarla, amar a la vida misma porque viene también de voz. Quien lo creyera, si casi todos los que creen vivir están ciegos.. mientras que nosotros nos tomamos de la mano... algo habla en medio del entrelazamiento de los dedos corriendo hasta  los ojos y explotar!

El camino es largo y a veces la dulzura pesa, la fatiga cree derrumbarnos, las personas llegan y, abres tus ojos y ya no están más allí... duele el alma, crees romperte... pero hoy, hoy puedo verme en tus ojos, hablarte, que me hables; que me sientas... hoy simplemente, en mi camino.. estás.


lunes, 7 de abril de 2014

Viajero lunático que navega en el mar de mis pupilas.
Los humanos, en el dolor más hondo, podemos sentirnos confortados,
 si en la pena nos conceden una rebaja menor.
"El Olvido Que Seremos" - Hector Abad Faciolince

Ojalá seamos dignos de tu desesperada esperanza



Ojalá podamos tener el coraje de estar solos
y la valentía de arriesgarnos a estar juntos,
porque de nada sirve un diente fuera de la boca,
ni un dedo fuera de la mano.

Ojalá podamos ser desobedientes,
cada vez que recibimos órdenes
que humillan nuestra conciencia
o violan nuestro sentido común.

Ojalá podamos ser tan porfiados
para seguir creyendo,
contra toda evidencia,
que la condición humana vale la pena,
porque hemos sido mal hechos,
pero no estamos terminados.

Ojalá podamos ser capaces
de seguir caminando los caminos del viento,
a pesar de las caídas
y las traiciones
y las derrotas,
porque la historia continúa,
más allá de nosotros,
y cuando ella dice adiós,
está diciendo: hasta luego.

Ojalá podamos mantener viva la certeza
de que es posible ser compatriota
y contemporáneo
de todo aquel que viva animado
por la voluntad de justicia
y la voluntad de belleza,
nazca donde nazca
y viva cuando viva,
porque no tienen fronteras
los mapas del alma
ni del tiempo.
Eduardo Galeano

Si no me encuentras enseguida,
no te desanimes;
si no estoy en aquél sitio, 
búscame en otro;
te espero, en algún sitio estoy esperándote.

Partir.

Partir 
en cuerpo y alma 
partir. 

Partir 
deshacerse de las miradas 
piedras opresoras 
que duermen en la garganta. 

He de partir 
no más inercia bajo el sol 
no más sangre anonadada 
no más fila para morir. 

He de partir 

Pero arremete ¡viajera!

Alejandra Pizarnik

sábado, 5 de abril de 2014

¡Silvio!

Si pienso que fui hecho 
para soñar el sol 
y para decir cosas 
que despierten amor. 
¿Cómo es posible entonces 
que duerma entre saltos 
de angustia y horror? 

En mi sábana blanca 
vertieron hollín, 
han echado basura 
en mi verde jardín 
si capturo al culpable 
de tanto desastre 
lo va a lamentar. 

Anoche tuve un sueño 
y anoche era verano 
oh verano terrible 
para un sueño malvado 



Si encuentro el culpable de tanto desastre...
de seguro, de seguro lo va a lamentar!!

Sueño de una noche de verano
Silvio Rodriguez.
" Quiero saber
dónde y, por qué
alguien brota en el camino
hacia el ser...
Desde dónde el ente se enciende
entre la nada ciega.
Y por qué, también
Yo,
Brizna de llama iluminada
¡Llegué! "

Olga Elena Mattei

martes, 28 de enero de 2014

Batalla.

Llevas los ojos cargados de ausencias, desafíos y batallas, paseas tu rostro por el insípido mar de las indiferencias y las caretas, tus lágrimas trasnochan en lunas ocultas, dormidas, donde los besos son efímeras verdades carcomidas, bajo las  mil caras de la soledad, se va desesperado el silencio, inundado del terror, el abandono utilizado como única salida de este laberinto: tus labios,  ardientes de un incombustible ardor; son  gotas de agua, gotas penetrables, cargadas de luchas, como si al a vez pelearan grandes batallas...resistir y avanzar chocan en la frontera de la vaguedad. De tus sollozos, nace el grito de tu lamento aquel que guía mis pasos en el vals de tu oscuridad o la mía, ese, ese grito placido y al mismo tiempo nos aturde hasta querer rompernos los tímpanos del alma, en una batalla constante, entre la incertidumbre, la desesperanza y, los demonios valientes y guerreros de tu ser,  el mio, el nuestro, el de aquel...

Instrucciones para salvar el odio eternamente.

"Si ella se va, cultivemos el odio, declaremos la guerra. Porque... no sé, quizás nos sintamos mejor aunque... aunque yo creo que no, yo creo que como todas las canciones de amor, esta también está llena de mentiras: cuando decimos si ella se va, lo que queremos decir es que si se va, que no sea muy lejos ni por mucho tiempo."

"Lo peor de todo cuando se acaba el amor es, ¿ qué se acaba?".

Ismael Serrano.