Seguidores

martes, 7 de junio de 2016

“Lo único que quiero es dejar un testimonio,
escribir aunque sea mal, aunque lo que escriba no sirva de nada
que si sirve para salir de éste infierno por el que voy bajando,
que sea ésa la verdadera razón por la que he existido…”
Andrés Caicedo, Carta a Carlos Mayolo, 13 de enero de 1972

miércoles, 1 de junio de 2016

Una tarde, decían...

¿Quien lo diria? Aquel atardecer que rompe los sonidos de la lluvia, siendo más fuerte que la perturbación y la angustia. Las pisadas se vuelven más ligeras, suaves, consientes; pero...sordidas aun.
¡Qué se es! Acaso un ligero pergamino de ires y venires fugaces, o por el contrario no se es, simpliemente  no hay manera de encerrar tan lógica paradógica del pensamiento.
Un atardecer, decían; un orden de palabras y una pretensión audaz de armarlas ¿Armar qué? ¿Las palabras? que osadia con el universo pretender ser dueños de algo ¿Dueños de qué?
Dejarse, dejarse llevar, dejarse ser o dejarse no ser..

Junio 01.

"Hasta la oscuridad final, es un viaje acabado, un círculo completo,
 una obra de arte sublime, un dulce ritmo melódico, una batalla ganada".