Seguidores

martes, 28 de enero de 2014

Batalla.

Llevas los ojos cargados de ausencias, desafíos y batallas, paseas tu rostro por el insípido mar de las indiferencias y las caretas, tus lágrimas trasnochan en lunas ocultas, dormidas, donde los besos son efímeras verdades carcomidas, bajo las  mil caras de la soledad, se va desesperado el silencio, inundado del terror, el abandono utilizado como única salida de este laberinto: tus labios,  ardientes de un incombustible ardor; son  gotas de agua, gotas penetrables, cargadas de luchas, como si al a vez pelearan grandes batallas...resistir y avanzar chocan en la frontera de la vaguedad. De tus sollozos, nace el grito de tu lamento aquel que guía mis pasos en el vals de tu oscuridad o la mía, ese, ese grito placido y al mismo tiempo nos aturde hasta querer rompernos los tímpanos del alma, en una batalla constante, entre la incertidumbre, la desesperanza y, los demonios valientes y guerreros de tu ser,  el mio, el nuestro, el de aquel...

1 comentario:

  1. Hay que ganar las batallas para ganar la guerra!
    Me gusto mucho el texto, al igual que el blog, es re lindo!!!
    Un saludo

    ResponderEliminar