Seguidores

viernes, 14 de agosto de 2015


Nada place ni consuela
Se llora a gritos, se clama con incertidumbre
El corazón ya poco aguanta…
Y, la tierra, tan ajena y distante

Tan helada, tan ausente. 
¡Ay mi tierra!.



No hay comentarios:

Publicar un comentario